Servicio Cloacal

Servicio Cloacal

La planta depuradora ubicada entre las calles San Luis, Matheu, Neuquén y Pardal fue proyectada en 1965 para servir a un máximo de 25000 habitantes.
Alcanzada la mencionada meta, obligaba a construir ampliaciones a medida que la ciudad se iba expandiendo y creciendo demográficamente, con el inconveniente que la planta depuradora había quedado inmersa dentro de una zona urbanizada.

La Cooperativa, conjuntamente con la Universidad Nacional de Córdoba analizó con visión de futuro una nueva radicación de su sistema depurador elaborando un proyecto de tratamiento de líquidos mediante la utilización de técnicas naturales.

Se optó, entre varias alternativas, por la construcción de sistemas lagunares, moduladas de manera de crecer en armonía con el servicio.
El proyecto se compuso de seis módulos de tres lagunas cada uno, que permitan atender a una po-blación estimada en 120.000 habitantes afectados por el servicio.
Si bien el proyecto era de ambiciosa concepción atendía las exigencias que imponen las característi-cas geográficas de nuestra ciudad, que dispone de un sistema de cuenca cerrada para el volcamiento.

En el marco del mismo convenio se solicitó a la UNC la ampliación del proyecto de redes colecto-ras de manera de optimizar el transporte de los efluentes cloacales.

Funcionamiento del sistema lagunar:

El líquido de los artefactos hogareños (inodoros, piletas, etc.) denominado “cloacal”, se transporta por desnivel a través de las cañerías que se extienden debajo de la vereda y se llaman redes domiciliarias.

Estas a su vez se conectan con las redes colectoras que, por lo general se en-cuentran debajo de la calzada, y trans-portan el liquido hasta las estaciones de bombeo que lo elevan y envían por des-nivel hasta las lagunas de tratamiento, distantes 2.000 metros del radio urbano.
Dichas lagunas de estabilización están diseñadas en tres módulos con el fin de ampliarlas a medida que las conexiones domiciliarias lo demanden.
Cada módulo se compone de las siguientes etapas:


La remoción de esta primer laguna se lleva a cabo por microrganismos que degradan la materia orgánica sin la presencia de oxígeno en su ambiente.
Esto queda demostrado por el descenso de la Demanda Bioquímica de Oxí-geno (DBO) con respecto a la entrada, con muy bajas mediciones de oxí-geno disuelto en dicha laguna, que demuestra su anaerobiosis.
Este proceso consta de dos etapas básicas: Licuación y Gasificación.
El primer término supone la transformación de las partículas orgánicas sus-pendidas en compuestos solubles, ácidos orgánicos y alcoholes.
A estos grupos de bacterias se las denomi-na “Acid-Formers” y a la etapa, fase ácida.
En el segundo término, Gasificación, ac-túan las bacterias formadoras de metanos.
Los ácidos orgánicos son transformados a gas metano y dióxido de carbono.
En esta etapa el pH tiende a subir siendo la fase de fermentación alcalina, llevada a cabo por bacterias anaerobias obligadas.
Hay un tercer grupo de microrganismos: las bacterias del azufre, estrictamente an-aerobias, que utilizan los sulfatos presentes para producir Hidrógeno sulfurado.
La eficiencia en el tratamiento en esta eta-pa se encuentra en un valor promedio del 65%, cuando la literatura estima en esta etapa, remociones del 40% al 70%.

La segunda laguna Facultativa, posee como característica una zo-na superficial con presencia de oxígeno disuelto, o zona aeróbica, descendiendo hasta llegar a una zona inferior sin presencia de oxígeno di-suelto o zona anaeróbica.
En la parte superficial de la laguna se encuentran las bacterias aeróbicas que transforman la materia orgánica, la cual es respirada, dando como produc-to finales, dióxido de carbono y agua.
El oxígeno necesario para estos proce-sos de oxidación proviene de dos fuen-tes: de las algas que se desarrollan y de la aireación de la superficie de la lagu-na.
Es fundamental la presencia de las al-gas ya que mediante foto-reducción producen oxígeno a partir del dióxido de carbono y forman su material celu-lar.
La eficiencia promedio de este segun-do proceso es del 75% coincidiendo con la bibliografía que sostiene que debe llegar a un 75% a 80%.

Es la tercera y última etapa de la de-puración, donde encontramos funda-mentalmente bacterias aerobias y al-gas que realizan los procesos.
La presencia de oxígeno disuelto en cantidades importantes es la caracte-rística fundamental de esta laguna.
Este oxígeno puede provenir de dos fuentes: de la aeración de la laguna y la fotosíntesis de las algas.
Las algas exigen para su adecuado desarrollo ciertos elementos biogené-ticos, siendo primordial la presencia de Nitrógeno y Fósforo.
La eficiencia de esta tercera etapa se encuentra en un valor promedio de un 54%.
La eficiencia total del proceso de de-puración es del 96%.