Ósmosis Inversa

La ósmosis es un proceso totalmente físico de tipo natural.
Lo encontramos en multitud de ejemplos: las raíces de las plantas toman el agua de la tierra por un proceso de osmosis , etc…
La Ósmosis Inversa consiste simplemente en invertir este proceso aplicando una presión: haciendo pasar al agua a través de membranas semipermea-bles en el sentido opuesto al proceso natural.
De esta manera separamos el agua pura de todos los demás elementos que están disueltos en ella.
Este proceso se utiliza para conseguir agua de calidad en el tratamiento de potabilización.

TÉCNICA DEL PROCESO

El agua extraída del acuífero, respetando los requerimientos que derivan de los estudios hidrogeológicos, es impulsada mediante bombas, hasta la cisterna co-lectora de agua sin tratar.
Desde esta cisterna colectora de agua extraída del subsuelo, bombas auxiliares alimentan los distintos módulos de la planta de Osmosis Inversa, su función es abastecer las bombas de alta presión de cada módulo.
El agua producida por cada módulo se denomina técnicamente “agua permeada” y es almacenada en otra cisterna de 1.500.000 litros.
Otra bomba, es la encargada de realizar la mezcla adecuada de agua permeada con la proveniente de los módulos de ultrafiltración para lle-var el contenido de sales del agua producto a va-lores estándar de potabilidad, mezcla que se realiza en una tercera cisterna de 400.000 litros.