En la planta “Santiago Ravera” de la Cooperativa de Obras Sanitarias se puso en marcha una nueva cisterna de reserva de 600 m3 de capacidad, que posibilitará a la empresa proveedora de agua potable de la ciudad tener un día de reserva en la producción, y en caso de ser necesario compensar durante 24 horas la provisión de agua en toda la ciudad en el hipotético caso de que la producción quedara totalmente paralizada. La ciudad consume entre 2,5 y 3 millones de litros de consumo por día y con el nuevo reservorio se tendrían disponibles 2,5 millones.
“Desde hace tiempo vemos cómo crece el consumo del agua potable en la ciudad y esta demanda nos genera nuevas inversiones, en consonancia con la recomendación del Departamento Técnico que nos sugiere tener previsión por lo menos para dar respuesta a 24 horas de demanda. Con esta nueva cisterna creemos que podremos tener esa reserva que debe rondar los 3 millones de litros”, señaló el presidente del Consejo de Administración, Eugenio Debonis.

La obra demandó una inversión cercana a los 2 millones de pesos, financiada mediante crédito bancario. “Son obras que por ahí no se ven pero que son necesarias para que el servicio se preste en forma eficiente y eficaz”, indicó el dirigente cooperativista, quien aclaró que para la construcción del reservorio usaron parte de mano de obra propia en movimiento de suelos, consolidación y veredas, en tanto que el diseño del proyecto fue realizado por el Departamento Técnico de la COS y también contrataron servicios de terceros para la construcción de la cisterna.
Esta obra responde a la necesidad de ampliar la reserva de agua potabilizada y considerando que debe generar nuevos sistemas tendientes a minimizar los consumos energéticos, resolvió la construcción de un tándem de cisternas para reserva de agua potable sobreelevadas, que permitirán transportar el agua por diferencia de nivel sin necesidad de usar bombas de trasvaso.
Debonis señaló, además, que los vecinos ya han incorporado el servicio de agua potable entre sus necesidades prioritarias, y esto es algo que se puede ver en las zonas donde pasan las redes ya que hay una ventana de tiempo menor en conectarse que años anteriores. Si bien aún el consumo de las canillas públicas es muy alto. Participaron del recorrido el jefe de planta, Dardo Catramado, la ingeniera Vilma Olivieri, y el delegado del gremio sanitarista, Daniel Colazo.

Siguen las obras

Mientras se habilitó el uso del nuevo reservorio, en forma paralela una cuadrilla de operarios están trabajando en la construcción de otra cisterna de igual capacidad de almacenaje. En este caso se realiza con personal y por administración propia y se prevé un plazo de obra de más de un año, ya que se levantará por etapas.
“La idea es acompañar el crecimiento sostenido de las redes, ya que a mayor demanda del servicio, necesitamos incorporar mas módulos de potabilización y ampliar la reserva”, puntualizó Debonis, lo que “nos permite tener un sistema equilibrado”.
El presidente de la COS aclaró que por ahora no tiene pensado ampliar los módulos, ya que hace muy pocos días se habilitó uno que permitirá tener una previsión de por lo menos dos o tres años más. “Lo que no descartamos es la incorporación de tecnología, que nos optimiza la potabilización y nos permite tener más recupero de agua; hoy estamos con un rechazo del 15 por ciento, cuando hace cinco años atrás era del 50 por ciento, en consecuencia con más tecnología podemos obtener mejores beneficios e inversión en equipos”, puntualizó Debonis.
Descripción técnica
Ya en el plano técnico, la construcción de las cisternas se realiza en hormigón armado H21, con una altura de 3 metros y un diámetro de 16 metros, con una capacidad útil de 600 m3 cada una. Una vez finalizadas las cuatro cisternas la capacidad total de reserva será de 3.400 m3.

La primera cisterna del tándem se alimenta directamente desde los módulos de producción (OI y URO), y desde ésta por vasos comunicantes hacia el resto, a través de una tubería que las conecta. Esta primera cisterna además funcionará como cámara de bombeo en caso de ser necesario sacar de servicio a la actual cisterna de 1.000 m3.

En esta oportunidad se puso en marcha la primera del tándem, que se une al resto de las cisternas, elevando la capacidad de reserva en 1.600 m3.