En el Día Mundial de la Salud, la Cooperativa de Obras Sanitarias (COS) dejó formalmente inaugurado un bebedero de agua potable de diseño antivandálico en la plaza San Vicente, de Goumond y Dorrego, junto a la conexión al servicio por red del Centro de Salud aledaño.

Participaron del encuentro el director de Medio Ambiente municipal, Martín Bonadeo; el presidente de la COS, Eugenio Debonis, junto a consejeros y ex consejeros; el delegado sindical Daniel Colazo, trabajadores de la entidad, vecinos y dirigentes de la Vecinal San Vicente, encabezados por su presidente Mario Baptista.

La fecha elegida no es casual, como tampoco el barrio, por tratarse de un sector afectado por la contaminación de las napas, haciendo que el agua no sea apropiada para el consumo humano. No obstante, hace dos años se habilitó una canilla comunitaria en la plaza Del Inmigrante, muy utilizada por los vecinos de la zona.

En un breve discurso, Baptista señaló que “gracias a la predisposición y a la visión de la Cooperativa, se inaugura hoy este bebedero, que está a disposición de este sector del barrio y que esperamos sea cuidado por los vecinos”, destacando luego el apoyo del intendente José Freyre.

En nombre del Ejecutivo local, Bonadeo recordó que “no hace tanto (tiempo) la Cooperativa llegó hasta aquí con las cloacas, y ahora con el agua podemos crecer y ver que la COS se ocupa de toda la ciudad”.

“Es un orgullo pertenecer a este grupo de gente que trabaja en pos de la ciudad”, dijo el actual funcionario y ex presidente de la COS.

Individuo y medio

Por su parte, el consejero Marcelo García Lacombe, protesorero de la COS, hizo referencia a la fecha, evocando que el 7 de abril de 1948 la OMS, como parte de su constitución, instituyó el Día Mundial de la Salud, una fecha “que nos permite reflexionar cada año sobre una problemática”, y que en 2016 “es la diabetes”.

“Hoy la definición de salud es que se trata de un perfecto equilibrio psíquico, físico y social del individuo en su interacción con el medio, y no solo de la ausencia de enfermedad. Se entiende que si el medio no es saludable, se compromete fuertemente la salud de las personas”, añadió.

A renglón seguido, articuló ese paradigma con el objetivo institucional de la COS, en la contribución al saneamiento comunitario: “A partir de aportes gestionados por el Municipio a nivel nacional y de la COS, a través de entidades privadas, se logró en los últimos años llegar a casi el 90 por ciento de la población con cloacas y al 60 por ciento en agua potable”.

García Lacombe también hizo referencia al importante costo de las obras y a la necesidad de avanzar pese a la coyuntura económica. “El vecino ve un caño de la red que pasa frente a su casa, pero llevar ese servicio requirió de importantes inversiones que a veces no se ven y que hacen al costo final. Todo eso debe ser financiado en el tiempo”, reflejó el consejero, quien se esperanzó en obtener “aportes o propuestas” de los distintos niveles estatales “para poder seguir avanzando con el ímpetu con que lo venimos haciendo”.

El protesorero agradeció el trabajo de los empleados de la COS en sus distintas áreas, y afirmó que Venado Tuerto “merece este tipo de obras, sobre todo en los barrios más alejados, que siempre fueron castigados por la falta de inversión en obra pública, y que pensamos debe subsanarse”.

“La ciudad se extendió y estas obras hacen a su crecimiento y desarrollo, como también al bienestar de la población”, completó García Lacombe.

FUENTE: PRENSA COS

FOTOS (ORDEN): VISTA ACTO PLAZA SAN VICENTE / BEBEDERO ANTIVANDÁLICO / PALABRAS DE MARCELO GARCÍA LACOMBE / FUNCIONARIOS, CONSEJEROS Y VECINALISTAS / PALABRAS DE MARIO BAPTISTA