A pocos meses de haber asumido la presidencia de la Cooperativa de Obras Sanitarias (COS), Marcelo García Lacombe hizo un racconto de las obras contempladas por la entidad sanitarista para los próximos meses, comprometidas en el Plan de Mejoras y Desarrollo (PMD), entre las que se destacan la colectora cloacal de calle Valdez y la expansión de agua potable en escuelas de la zona norte; mientras se aguarda el crédito del ENOHSA para avanzar en los barrios Villa Casey y Santa Rosa.

A modo de presentación, aseguró que forma parte “de un proceso iniciado cuando se terminó la intervención de la Cooperativa y asume un grupo de trabajo, que ha ido cumpliendo determinadas funciones y cambiando sus lugares de responsabilidad, pero con el mismo objetivo, que es llevar obras de saneamiento a cada rincón de la ciudad”.

García Lacombe, hoy referente principal del grupo de dirigentes, afirmó que la meta es “terminar la gestión posibilitando que entre el 90 y 95 por ciento de los venadenses pueda tener acceso al agua potable y a las cloacas, lo cual sería un orgullo”.

Para cumplir esta meta se dieron pasos firmes a nivel de financiamiento, no solo con el aporte de los socios a través de la capitalización y el pago de servicios sino también mediante acuerdos con el Banco Credicoop y créditos provenientes de la Nación. La expansión de la red cloacal en las zonas sur y norte, más la cañería de impulsión en calle Aufranc, sumado al tendido de agua potable en barrio Rivadavia, son buenas muestras en ese sentido.

Anillo en zona norte

Entre las obras programadas a corto y mediano plazo, se destaca la ejecución con recursos propios de la colectora de líquidos cloacales en calle Valdez, lo que permitiría avanzar con el servicio en los barrios Malvinas Argentinas, San Vicente y Norte, sectores que estarían cubiertos.

“Con esta obra estaríamos cerrando todo ese anillo. La vamos a iniciar en breve, pero es un trabajo de envergadura porque hay que ir a seis metros de profundidad, en una zona donde el agua está prácticamente sobre la superficie”, explicó García Lacombe, aclarando que la tarea se ejecutará por el sistema de tuneleo horizontal.

En tanto, se espera destrabar el crédito del ENOHSA, donde la COS cumplió todos los requisitos, que posibilitaría avanzar en los barrios Villa Casey y Santa Rosa.

Por otro lado, también con recursos propios, prosiguen las tareas para instalar canillas de agua potable en las escuelas 6391 (Villa Casey) y 789 (Santa Rosa), esta última con derivación al centro de salud barrial. Para tal fin, se acordó con la contratista de las obras de ruta 33 una labor coordinada que permita el cruce de tubería.

“Ya hicimos ocho cuadras por Lisandro de la Torre para llegar a la Escuela Nº 6391 y para llegar al Santa Rosa arrancaremos desde Goumond y Santa Fe en adelante”, indicó el presidente de la COS, añadiendo que, en paralelo, se releva la red de agua potable en barrio San José Obrero, inconclusa en su momento, lo que lo transformó en el sector más cercano al radio céntrico sin el vital servicio.

Adelanto voluntario

El presidente García Lacombe anunció como novedad que vecinos de los barrios del NE (Malvinas, Norte) podrán aportar a modo de adelanto el 50 por ciento, y así contar con la obra de saneamiento cloacal conforme la factibilidad técnica.

“Hay posibilidad de hacer entre 30 y 40 cuadras, porque dan los niveles. Si los vecinos acuerdan y logran adelantar el 50 por ciento del costo de la red domiciliaria, la COS hace la obra y financia el resto; es un esquema que podríamos replicar en otros puntos de la ciudad”, apuntó.

Este sistema de registro, que simplifica la obra, suma el tendido de la red en la cuadra más la acometida a la conexión interna.

Plazos de conexión

García Lacombe también hizo referencia a la necesidad de acortar el tiempo de conexión de los frentistas, recordando que transcurridos los seis meses de gracia estipulados en la concesión, comienza la facturación del servicio “aun sin estar conectado”.

“Es importante que los frentistas empiecen a conectarse, porque somos una cooperativa de saneamiento y queremos que la gente tenga acceso a los servicios”, aseveró García Lacombe.

Como dato, sobre 17 mil frentistas que están en condiciones de disponer del servicio de agua potable, poco más de 10 mil accedieron al mismo. Es por eso que la COS lanzó una campaña en los barrios para estimular mediante promotores la disponibilidad de conexión.

Para facilitar la conexión a los servicios de saneamiento, la COS dispone de opciones flexibles, acorde a los recursos del asociado. “Nuestra voluntad es buscar una solución para el asociado, sea con aquellos que tienen deuda o los que tienen inconvenientes para pagar, pero es importante que vengan a nuestras oficinas y planteen sus problemas”, señaló García Lacombe.