La Cooperativa de Obras Sanitarias (COS) renueva el vínculo con sus asociados, en particular con aquellos que por distintas cuestiones tienen sus servicios pendientes de pago, en atención a que desistir de esta obligación implica efectos sobre la equidad administrativa y el medio ambiente comunitario.

El Consejo de Administración de la COS presentó en rueda de prensa un menú de opciones para que los asociados puedan regularizar su situación, celebrando convenios de pago hasta en 24, 48 o 60 cuotas. De acuerdo al plan elegido se aplicará un porcentaje de descuento, ajustando la cuota mensual a las posibilidades de cada asociado.

El presidente de la COS, Eugenio Debonis, explicó que “muchas deudas se han generado a través de los años, por eso desde el Consejo de Administración -junto a la Gerencia- preparamos planes con facilidades para que estas deudas puedan regularizarse, en particular para aquellos vecinos que se ven afectados de recibir todos los servicios que tiene nuestra Cooperativa”.

En cuanto a los barrios sociales, el dirigente cooperativista precisó que “a muchos vecinos se les ha generado deuda por el hecho que no han recibido la escritura correspondiente a su vivienda”. Y para los casos de conexiones irregulares en los servicios de saneamiento, habrá una quita sobre las multas estipuladas “si el vecino se acerca voluntariamente a regularizar su situación”.

Luego, la tesorera Patricia Baraccco acotó que “como la Cooperativa es de todos, deberían estar en un mismo equilibrio el asociado que paga en término como aquel que por alguna razón está en mora. Es una cuestión de equidad y justicia. Por eso queremos invitar a estos vecinos a que se acerquen para plantear su situación”.

“Cada plan de pago contempla diversas alternativas, con una reducción en la tasa de interés por mora que tiene estipulada normalmente la Cooperativa”, enfatizó Baracco, añadiendo que esos fondos “dispersos” serán utilizados para “avanzar” con el plan de obras en marcha.

“Esa devolución en obras de agua potable y cloacas será posible si los beneficiados contribuyen con los pagos correspondientes”, completó.

El Consejo fijó hasta fin de año como “un primer plazo tentativo” para acceder a estos beneficios, aunque desde ya que se escucharán todas las propuestas, canalizadas a través del personal administrativo en la sede de Italia 555.

Como muestra de la inserción comunitaria de la COS, los sectores Mateo Fernández, Barrio Municipal (calle Castelli), Fonavi Ciudad Nueva y un tramo de calle Falucho, tipificados como “barrios sociales”, merecerán una gestión junto a las comisiones vecinales, promoviendo reuniones con los vecinos para esclarecer, entre otros puntos, el dominio de las unidades habitacionales.
“Los vecinos tienen esta posibilidad de regularizar su situación y estar tranquilos teniendo todo al día”, subrayó Debonis.

Junto a Debonis y Baracco, participaron de los anuncios los consejeros Jorge Panfili y Rubén Dibelo y el gerente de la COS, Ing. Alberto Armas.