Con la mayor dinámica posible, y en el año de su cincuentenario, la Cooperativa de Obras Sanitarias de Venado Tuerto avanza en la instalación de canillas comunitarias de agua potable en distintos puntos de la ciudad, de modo gratuito, llevando mejor calidad de vida.

En la fecha fue el turno del barrio Santa Fe, mediante una canilla emplazada en el cruce de calles Gobernador Oroño y San Luis, en un encuentro del que participaron autoridades municipales, ediles, consejeros, técnicos y trabajadores de la COS, dirigentes del sindicato, vecinalistas y familias de la zona.

Las palabras de agradecimiento estuvieron a cargo de la presidente vecinal del barrio Santa Fe, María de Pompeya Martínez, quien recordó que esta canilla “se vino gestionando desde el año pasado”, con la meta de contar con agua potable en el sector, un servicio de saneamiento clave.

Tras destacar la decisión de la COS y el apoyo del Municipio, invitó a todos los vecinos a “utilizar” el servicio pero “cuidando” las instalaciones.

En nombre del Ejecutivo local, el subsecretario de Espacios Públicos, Patricio Marenghini, felicitó “a los trabajadores de la Cooperativa y a sus directivos, quienes junto a la Municipalidad y a los vecinos conforman un gran equipo”.

El funcionario remarcó que “desde las diversas áreas municipales y junto al Concejo, se planifican cada año distintas actividades, y son los trabajadores los que pueden hacer tangible aquello que se planifica para los vecinos, que serán los guardianes de este vital servicio”.

Trabajo mancomunado

El presidente de la COS, Eugenio Debonis, señaló que “desde hace tiempo venimos trabajando en obras para la ciudad, mancomunadamente junto a la Municipalidad, el Concejo y los vecinos. Con este barrio teníamos una deuda y no se trata sólo de brindar la comodidad de tener agua potable en la esquina de la casa, sino que es también traerles salud”.

El dirigente sanitarista afirmó que esta obra “se gestionó con muchas personas involucradas e instituciones, y nos pone contentos porque venimos a inaugurarla entre todos, diciéndoles a los vecinos que necesitamos que consuman agua potable, porque de esta forma haremos prevención en salud”.

Como es habitual, la canilla comunitaria tuvo su inauguración simbólica bidón en mano, de la que participaron Debonis, Martínez y una pequeña vecina. Y todo concluyó con facturas y gaseosas compartidas entre los presentes.

En nombre del intendente José Freyre, y junto a Marenghini, se sumaron la coordinadora de Gabinete, Norma Orlanda, y el director de Vecinales, Mario Rullo.