A través de un convenio de cooperación interinstitucional, la Cooperativa de Obras Sanitarias de Venado Tuerto (COSVT) será centro de referencia en el estudio y la evaluación de impacto del arsénico presente en las napas freáticas de la región.

La iniciativa comprende a la Municipalidad de Venado Tuerto y el Gobierno provincial junto a la COSVT, UTN- FRVT y la Fundación Foro Estratégico para el Desarrollo Nacional, con sede en CABA, entidad que impulsa proyectos de desarrollo sustentable y de cuidado de la salud y del ambiente en distintos puntos del país.

Este Foro está integrado por casi 300 especialistas, investigadores, científicos y técnicos de academias, institutos y universidades nacionales, quienes junto a empresarios y equipos técnicos del sector privado, trabajan en 12 áreas estratégicas definidas como prioritarias, una de las cuales es Ambiente y Desarrollo.

En este contexto, en 2014 realizó junto a la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos y el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) un estudio que permitió trazar un mapa de concentración de arsénico en nuestro país y su impacto en la salud.

Un proceso sostenible

Los altos niveles de concentración de arsénico en aguas subterráneas de Argentina afectan aproximadamente al 7 por ciento del total de la población, siendo el impacto más significativo en la zona centro-este y centro-norte del país.

Con el objetivo de potabilizar el agua subterránea para distribuirla como agua de bebida reduciendo el contenido As por debajo de 0,010 mg/l (10 mcrg/l), y lograr un proceso más sostenible, reduciendo el flujo concentrado sin comprometer la vida útil de las membranas, se instaló en nuestra ciudad una planta de tratamiento de agua a escala industrial. El nivel de arsénico en los pozos de toma de agua varía en 0,325 mg/l y el producto final para la distribución en red contiene menos de 0.01 mg/l. El sistema de tratamiento utiliza una combinación de membranas de ósmosis inversa con membranas especiales selectivas que tienen muy alto rechazo de arsénico mientras dejan pasar la sílice (SiO2), que es una fuente de ensuciamiento importante en los procesos de membrana, y el 50% de las sales. La planta ha estado funcionando con éxito, produciendo aproximadamente 4.800 m3/día de agua potable.

Como se sabe, el agua después del tratamiento se distribuye a la comunidad por la Cooperativa de Obras Sanitarias, que también lleva a cabo el tratamiento de aguas residuales.