Agua Potable

Agua Potable

El agua potable es agua confiable, es aquella a la que se le quitó todo elemento que afecte la salud, es decir, se potabilizó. Por lo tanto, es aquella que podemos beber, preparar comidas o higienizarnos con la cantidad deseada sin temor a enfermarnos.

Estudios realizados por organismos especializados en recursos hídricos indican que las napas subterráneas de nuestra ciudad no solo contienen alto contenido de arsénico y flúor, (sustancias químicas que al ser ingeridas a lo largo del tiempo se transforman en perjudiciales para la salud), sino que además contienen bacterias propias de la contaminación urbana y también aniones de nitratos y nitritos en cantidades peligrosas. Según las autoridades sanitarias y organismos especializados, estas sustancias dan origen a un sin numero de enfermedades.

El agua que habitualmente consume la ciudad extraída de bombeadores puede a simple vista poseer características inodo-ras, incoloras e insípidas del agua sana, pero a largo plazo puede producir signos y síntomas, de moderados a graves, de patologías.
Además, el aumento del nivel de napas freáticas y la contaminación con pozos negros en zonas sin red cloacal pueden provocar enfermedades de origen bacteriológico.