22 mar 2017
marzo 22, 2017

22 DE MARZO – DÍA MUNDIAL DEL AGUA

El 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua, cuyo lema este año es “Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?”, que busca concientizar sobre la importancia de reducir y reutilizar las aguas residuales, en torno a los denominados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), fijados en 2015 por los líderes mundiales en la ONU.

Uno de los 17 ODS es “mejorar la calidad del agua, reducir la contaminación, eliminar los vertidos y minimizar la liberación de productos químicos y materiales peligrosos, reducir a la mitad el porcentaje de aguas residuales no tratadas y aumentar sustancialmente el reciclaje y la reutilización segura del agua”.

El presidente de la Cooperativa de Obras Sanitarias (COS), Marcelo García Lacombe, hizo referencia a la conmemoración y sostuvo que “es importante recordar estas fechas, que son emblemáticas para que sigamos batallando por la salud de la población, porque una persona realmente sana es la que previene sus enfermedades, más que la que se cura”.

El dirigente sanitarista comentó que en algunos sectores de la ciudad, como en otras zonas del país, “el saneamiento es fundamental, porque una casa donde se inunda el pozo en cada lluvia o sale materia fecal por los sanitarios, está en permanente peligro. Y si tampoco tienen acceso al agua potable, por uso de la bomba, que tal vez pueda tomar de una napa que está contaminada, el problema se agudiza”.

Cabe recordar que la COS tiene la concesión de los servicios de agua potable y cloacas en la ciudad de Venado Tuerto (2003), con un plan de obras en desarrollo para llegar a todos los barrios.

Sus estándares de calidad en agua potable han sido reconocidos por el Enress (ente de control) como de máximo nivel (uno). Y en aquellas zonas no abastecidas por red llega por canillas comunitarias, beneficiando a familias, escuelas e instituciones de bien público, con agua sana y confiable.

Impacto en la salud

Según datos de la ONU, más de 663 millones de personas viven sin un suministro de agua segura cerca de su casa, pasan innumerables horas haciendo colas o caminando a fuentes lejanas, y haciendo frente a los impactos en la salud del uso de agua contaminada.

Globalmente, más del 80 por ciento de las aguas residuales vuelve a fluir hacia el ecosistema sin ser tratadas o reutilizadas, y 1.800 millones de personas utilizan una fuente de agua potable contaminada con heces con el riesgo de contraer enfermedades como cólera, disentería, fiebre tifoidea o poliomielitis. Esta es la causa de alrededor de 842 mil muertes cada año.